Sobre leer, escribir y editar literaturas irreverentes

Por Priscilla Hill

La experiencia de edición de LITERATURA DE PUERTAS ABIERTAS (ANTOLOGIA DIVERSA) CUERPOS Y DESEOS DEL CETRANS implicó un trabajo colectivo de tres meses. La posibilidad de una publicación surgió como una invitación de la Facultad de Filosofía y Letras para hacer ingresar en la institución textos producidos en el marco de una escuela con perspectiva trans y habilitar diálogos entre la Universidad y otros espacios educativos de la provincia. El CETRANS existe en Tucumán desde fines de 2016 como respuesta política y educativa al abandono y marginalización que la población trans tucumana sufrió y sufre históricamente. 

Algunxs de lxs profesores que trabajábamos en la escuela en el 2017 lo conversamos y decidimos darle marcha a la idea. El disparador fue un libro de escrituras creativas diversas en el marco de la asignatura de Lengua y Literatura, que a su vez era una de las alternativas para aprobar un módulo de la materia. La educación de Jóvenes y Adultxs en la cual se enmarca el CETRANS tiene un formato de aprobación de módulos, dado que es semipresencial a diferencia de la modalidad educativa tradicional. De esa manera, nos fue posible articular la esfera pedagógica con la artística y delinear un proyecto enorme y transformador: la Antología.

Para lograr el libro-objeto como resultado final, se vieron involucradas dos editoriales tucumanas autogestivas e independientes: Gato Gordo y La Cimarrona Ediciones. Además, para habilitar las escrituras creativas no fueron suficientes los textos abordados en clases de Literatura sino que fue necesario invitar a talleristas de la provincia que son también escritores, editores y gestores culturales. A lo largo de cinco encuentros en el horario de clases de Lengua, asistieron a la institución Mai Lee, feminista, lesbiana y poeta DJ, Silvia Gómez, poeta, feminista, integrante del espacio cultural La Rambla en Yerba Buena, Marco Rossi Peralta, poeta y editor de La Cimarrona Ediciones, Simona Sinatajos, poeta, integrante de Escritores en marcha, gestora cultural y editora del espacio digital Toukouman en La Gaceta y Fabricio Jiménez Osorio, narrador, marica, gestor cultural, DJ y editor de Gato Gordo Ediciones. El primero de los talleres estuvo a cargo de Priscilla Hill, docente de la institución y editora de La Cimarrona. En este punto, los espacios empiezan a articularse, evidenciando la relación estrecha que existe entre las literaturas tucumanas, las comunidades lectoras y los espacios de edición y gestión de la cultura.

Cada escritore propuso un recorrido de lecturas posibles o puertas de entrada con algún texto propio o ajeno y una actividad creativa en base a esa trayectoria. De esta forma, fueron configurándose series temáticas que en términos generales podrían plantearse como 1) identidad, autofiguración y deseos 2) el juego, las máscaras y las niñerías y 3) la mirada y el punto de vista. Los textos son tanto poéticos como narrativos y/o autobiográficos. La mayoría fueron creaciones individuales pero también hay dos o tres poemas colectivos, mediante la técnica de escritura del cadáver exquisito. En cada encuentro, les estudiantes producían textos en borrador y lxs editores empezábamos a tipearlos para poder maquetar y diseñar el libro cuando tuviéramos todo el material. 

Muchas personas que no pudieron escribir durante las clases se llevaron la propuesta a sus casas y mandaron los textos por whatsapp mediante fotos. Esa labor, muchas veces invisibilizada para la mayoría de las personas que ven el libro como producto y no como proceso, nos llevó alrededor de un mes de intensa recopilación, discusión y edición. A pedido de lxs estudiantes se efectuó la corrección ortotipográfica que, por cuestiones ideológicas, siempre es una decisión de lxs autores. El diseño de tapa estuvo a cargo de Nicolás Bulacio, Fabricio Jiménez Osorio y Analia Suárez, estudiante del CETRANS, que recibió todas las fotos de lxs integrantes del libro e hizo sobre ellas un primer trabajo de edición.

Quiénes trabajamos en editoriales sabemos que el camino es largo, enriquecedor, transformador, y por ello complejo como todo encuentro de subjetividades. Si las autorías se multiplican por 25, como en el caso del libro en cuestión, estos efectos son imponderables. Es interesante pensar estas instancias con perspectiva porque implican trabajo y tiempo, dos aspectos de la vida social fundamentales y a veces subestimados. En ese sentido es que consideremos que el libro del CETRANS es una conquista y abre trayectos para pensar no sólo la diversidad, sino la democratización de la palabra, la educación como derecho humano y la autogestión, cuyo aspecto vertebral es la horizontalidad y la firmeza ante un mercado económico despiadado. 

Finalmente el libro salió aunque no llegó para la presentación en la Facultad de Filosofía y Letras por problemas con la imprenta. Se demoró dos días más de lo esperado, por lo que fue presentado en el FIDEO (Festival Intergaláctico De Escritores -Oficial-), un espacio alternativo, impulsado por Daniel Ocaranza y Zaida Kassab, que casualmente coincidió con la emergencia del libro. Lo extraño fue que el texto, propuesto por la Facultad de Filosofía y Letras, pero con un objetivo mucho mayor que la circulación en ese espacio, terminó por presentarse en otro evento. Es curioso, como la vida misma. Ese pormenor, sin embargo, no impidió que la antología se agotara en tres días. Las editoriales chicas solemos hacer tiradas de entre 100 y 150 libros y de los 100 que imprimimos se les entregó de forma gratuita 25 a lxs autorxs. 

Hace unos días tuvo lugar la Red de Estudios de Literaturas Argentinas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNT, unas jornadas que vienen haciéndose en distintos puntos del país hace ya varios años. En esta oportunidad, la conferencia de cierre del evento abordó las literaturas queer en Tucumán y mencionó textos escritos en el libro. Creemos que la Facultad está revisando sus epistemologías y que la inmensa literatura viva de nuestra provincia y de las  regiones de Argentina ocupa un lugar en el deseo y está empezando a ser mirada. Es cierto que el libro surgió como un proyecto socio-educativo con escritores no profesionales. Lo interesante es el impulso y la posibilidad de trabajar la creatividad y los territorios estriados y desconocidos de los cuerpos, las voces y las historias de lxs sujetxs. 

Acerca de Gato Gordo Ediciones: literaturas experimentales desde materialidad artesanal

La editorial Gato Gordo Ediciones surgió en 2015 y cuenta con un prolífero catálogo de textos mayormente narrativos breves y experimentales. La editorial está a cargo de Fabricio Jiménez Osorio y los libros tienen la particularidad de publicarse en el formato de plaquetas y cordeles, decisión política del editor que defiende estos soportes como libros de circulación en espacios de celebración de la comunidad LGTBIQP+. Ante la mirada homogénea del libro como necesariamente industrial, Fabri suele hablar de los textos que publica como “libritos” para apropiarse del signo y volverlo suyo (nuestro). 

Otras de las particularidades de Gato Gordo es que muchas veces  trabaja con libros que no existen a priori, hecho que también desconfigura la idea tradicional de editoriales. En base a encuentros y conversatorios de carácter tallerístico el texto va construyéndose entre el editor y le autore y transformándose constantemente. Suele suceder que las editoriales recibimos textos ya escritos que aunque puedan variar considerablemente a la hora de ser publicados, tiene un boceto de existencia. En el caso de Gato Gordo, esto a veces no es así, otorgándole a las literaturas una suerte de vértigo interesante.

En estos momentos, está por publicarse un libro de relatos fotográficos de Mels Petroff: Al final todo es música. El libro, según Fabri y Mels, verá la luz dentro de poco.

Algunos de los textos publicados a lo largo de estos tres años por Gato Gordo son:

Estatura promedio de Florencia Méttola (reed. 2018), Ser pasiva me cambió la vida: antología sobre placer anal (2017), Manchón y cuenta nueva: antología de relatos sobre aborto (2017), entre muchos otros. 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *